Vampiros de la energía del Hogar

Vampiros de la energía del Hogar

Sin darse cuenta, en su vivienda puede tener aparatos que aún apagados están consumiendo energía, y que al final del mes, supondrán un ingente gasto en electricidad.

Un 25 % de la energía empleada por los equipos electrónicos en el hogar es consumida cuando los equipos están apagados.

En general, cualquier aparato que utiliza mando a distancia continúa consumiendo energía aún cuando esté apagado, un ejemplo típico es el televisor, que cuando está apagado permanece en “stand by”, con lo cual es fácil encenderlo rápidamente utilizando el mando.

A estos consumos se denominan ”vampiros de energía” y existen más de 20 dispositivos típicos en una vivienda que suelen presentar esta circunstancia, principalmente nos encontramos en equipos con display digitales o LED iluminados permanentemente, y muchos otros equipos, como equipos de climatización, transformadores de corriente (cargadores de móvil o de ordenadores portátiles).

Todos estos equipos se deberían desconectar cuando no están en uso, ya que esto no les ocasiona ningún daño y sí ayudará a ahorrar energía.

Así comprobamos que el ahorro y buen uso de la energía comienza por pequeños hábitos fáciles de adquirir y que no suponen ni gasto ni esfuerzo.

Para un uso eficiente de la energía en el hogar, antes de plantearse la sustitución de elementos de iluminación por lámparas o halógenos de bajo consumo, lo primero es identificar los equipos que no se utilizan la mayor parte del día y conectarlos mediante el uso de dispositivos de control que cuenten con temporizadores o con tecnología que permita deshabilitar el paso de energía cuando no se requiera su uso, como supresores o UPS que cuenten con estas tecnologías.

COSTE DE LA ENERGÍA DESPERDICIADA POR ESTOS VAMPIROS

En países de la unión europea, las pérdidas por los ‘consumos vampiros’ representan entre el 5 y el 8 por ciento del consumo total de electricidad de una familia durante un año.

Relacionado