Proyectos Termosolares

Proyectos Termosolares

Las empresas españolas participan en un 64% de los proyectos termosolares en promoción o construcción en el mundo

Las empresas españolas del sector termosolar participan en estos momentos en la promoción o construcción de 2.037 MW fuera de España, lo que representa un 64% de las iniciativas de promoción y construcción que se desarrollan en estos momentos en los mercados internacionales (un total de 3.163 MW), según datos de Protermosolar.

Las empresas españolas participan como promotoras o adjudicatarias de contratos de llave en mano o EPC principalmente en cuatro mercados estratégicos: Estados Unidos, Suráfrica, Marruecos y Abu Dhabi, en centrales termosolares que representan un volumen de actividad de unos 10.000 millones de euros.

Estas empresas trabajan también en otros proyectos en desarrollo en países como India, México, Chile o Australia.

En estos países, los proyectos con ‘marca España’ promueven empleo y generan riqueza en toda la cadena de suministro local. En España, por ejemplo, cada central con almacenamiento necesita un empleo equivalente de 4.018 hombres/año durante todas sus fases, desde el diseño y la fabricación de equipos a su instalación.

El componente local de estos trabajos se ha intensificado progresivamente y, en la actualidad, un proyecto termosolar genera entre el 55% y el 80% de las compras en la cadena de suministro del país donde se desarrolla.

Liderazgo mundial en 2014, pero en duda la creciente internacionalización

España, en 2012, mantuvo su liderazgo internacional en el sector termosolar: a cierre del ejercicio había una capacidad instalada acumulada de 2.580 MW en el mundo. De estos, 2.117 MW (el 82%) han  sido promovidos o desarrollados (diseño, ingeniería, suministro de componentes, construcción e instalación) por empresas españolas y un 73% son propiedad de grupos industriales de nuestro país.

El creciente proceso de internacionalización de las empresas promotoras o constructoras de proyectos termosolares podría verse mermado, sin embargo, en los próximos años, debido a la falta de recursos a los que están llevando los recientes cambios regulatorios, con carácter retroactivos, en el sector.

Sin suficiente masa crítica y sin proyectos rentables en nuestro mercado natural, resultará imposible el proceso de internacionalización, que siempre conlleva riesgos y costes asociados”, apunta Luis Crespo, Secretario General de Protermosolar.

En 2014, la actividad termosolar alcanzó una potencia instalada acumulada de 2.910 MW en España, con una producción de energía de 6.582 GWh.

La industria de energía solar termoeléctrica constituye una oportunidad estratégica en España, no sólo por su posición de liderazgo internacional y la tendencia progresiva hacia un sistema de generación eléctrica libre de emisiones, sino por su determinante contribución a la seguridad de suministro energético, estabilidad de los precios del pool, atracción de capital extranjero y capacidad de reconversión del tejido industrial tradicional hacia otras actividades de futuro en muchas regiones españolas.

Relacionado