Sea amigo del medioambiente y recicle las botellas de plástico

Sea amigo del medioambiente y recicle las botellas de plástico

Las botellas plásticas pueden permanecer hasta cientos de años sin degradarse, asunto que atenta contra el medio ambiente.

No es buena idea tan sólo arrojarlas al cesto de la basura, este recurso es fuente inagotable de reciclaje que permite crear nuevos objetos.

Estos recipientes de bebidas, aceites y otros productos son una amenaza contra el entorno cuando no se sabe manejar su disposición final.

Al aprender a reciclarlas y a reutilizarlas se protege el planeta y hasta se puede embellecer nuestra casa.

Uno de los usos más frecuentes que se le da a las botellas plásticas ya desechadas es el de objetos decorativos.

image

El material en el que están hechos estos recipientes es de difícil manipulación pero es muy noble para trabajarlo y se puede convertir en objetos de todo tipo, como macetas, jarras, ceniceros, posavasos, entre otros.

Un ejemplo claro de la utilidad de las botellas plásticas nos lo dan las botellas de bebidas gaseosas, que suelen tener un fondo similar a una flor de cuatro pétalos. 

Esta forma nos permite que por medio de algunos cortes con un cutter o cuchillo caliente unamos luego los pétalos con la ayuda de ganchos metálicos y así formar una especie de red o panal de abejas.

Esto nos sirve hacer pantallas de lámparas y si se juntan en una cascada plana, se construye una cortina o separador de ambientes que funciona perfecto en exteriores o sitios con alta humedad.

image

Otra parte de la botella plástica que revista gran utilidad es el cuerpo. Se puede estirarlo para formar planchas, esto con la ayuda de una pistola de aire caliente, algunos pesos metálicos y otros objetos que ayuden a sujetar los bordes.

Una vez aplanado este plástico es de alta utilidad como impermeabilizante de canteros; sus láminas sirven para trabajos de gastronomía o como moldes o patrones para pintura en telas o en otras superficies.

Cuando se usa el resto de la botella, sin su fondo, se puede convertir en lámparas colgantes. Estos materiales permiten variedad de diseños por medio de perforaciones, pinturas mate pinturas traslúcidas que crean los más variados ambientes.

image

Como ven, ser amigable con el ambiente es económico, útil y decorativo y hasta puede ser una bonita idea de negocio con la que se pueden generar empleos y continuar con la protección del entorno, haciéndolo más amable y apelando a la recursividad como garante de buenas condiciones de vida.

Relacionado