Cómo fabricar tu propio Papel Reciclado

Cómo fabricar tu propio Papel Reciclado

Para todos los que nos preocupamos por cuidar el medio ambiente, y queremos ahorrar y colaborar con la naturaleza, este post va a tratar sobre cómo se fabrica papel reciclado casero, para nuestro propio uso, o bien para nuestros regalos, etc… así que presta atención.

Qué necesitamos para el proceso:

  1. Papeles que ya no sirvan: Hojas, apuntes, revistas, periódicos, …
  2. Un recipiente grande como un cubo
  3. Una cubeta llena de agua
  4. Una jarra o recipiente similar
  5. Un palo de madera para remover
  6. Un colador de agujeros finos
  7. Una rejilla montada en un marco (se encuentra fácilmente en ferreterías)
  8. Algunos trozos de tela
  9. Un par de tablas de madera

Cómo se hace, paso a paso:

Agrupamos los papeles y los troceamos, los volcamos en el recipiente de agua, dejando reposar el papel unas 12 h, hasta que queden bien empapados.

Y, de vez en cuando, tenemos que remover con el palo o cuchara.

Una vez pasadas las 12 horas, empezamos a sacar el papel del cubo, los trozos ya empapados y, para escurrir el agua, lo recogemos con el colador y los volcamos ala jarra.

Una vez está la pasta en la jarra, usamos la cuchara o palo de madera y empezamos a removerlo algo más, hasta dejarlo más fino aún si cabe.

Cuando tengamos la pasta, la echamos dentro del recipiente lleno de agua y removeremos bien con el palo, para que la pasta se reparta bien de manera más uniforme.

Ahora, tomamos el marco de con rejilla y lo sumergimos varias veces en el agua, hasta que quede tapado por partículas de papel, para finalizar escurriendo todo lo que se pueda, y lo que resta, lo dejamos en la rejilla de madera, sobre la tela previamente preparada, con mucho cuidado.

image

Ahora es el momento de echar otro trozo de tela encima del primero, y vamos superponiéndolas una encima sobre otra, las láminas de papel resultante, con un trozo de tela para cada capa.

Es hora de poner peso encima, intentando que estén planchas de madera una debajo y otra en la parte de arriba, para que se sequen uniformemente.

Una vez escurrido, después de un par de horas, retiramos todo el peso, la plancha que hace peso y es hora de retirar las hojas con mucho cuidado, y las podemos ir disponiendo para secarse en algún sitio apropiado durante, al menos, 24 horas.

Cuando estén secas, ganarán en firmeza y rigidez, con el aspecto típico de papel reciclado, con la superficie rugosa. 

Un buen lugar para obtener más información, aquí.

Relacionado