Información básica sobre los sistemas de calefacción de biomasa

Información básica sobre los sistemas de calefacción de biomasa

Existen muchas facetas interesantes y aspectos importantes de los sistemas de calefacción de biomasa. Junto con sus varios y únicos puntos de interés, también existen muchos beneficios de utilizar este sistema de calefacción.

También existen numerosos tipos de sistemas que proporcionan calor utilizando esta fuente de energía.

En términos simples, este tipo de sistema emite calor utilizando lo que se conoce como biomasa. La biomasa es esencialmente una fuente de energía renovable que proviene de organismos vivos actuales o antiguos.

Estos pueden incluir desechos, materia vegetal, gas hidrógeno, diversos materiales de madera e incluso combustible de alcohol.

Hay varios beneficios potenciales que resultan del uso de estos tipos de sistemas. La principal ventaja resulta de los combustibles que utilizan.Los desechos y residuos que provienen de diferentes ambientes, como las áreas urbanizadas e industrializadas, son muy típicos.

Otras fuentes potenciales de este combustible son los campos agrícolas o los bosques. El combustible que se recoge aquí permite que estos sistemas generen calor con un efecto medioambiental mínimo.

Esto se debe en gran medida a que las emisiones primarias resultantes de la utilización de la biomasa liberan un carbono que ya existe en la naturaleza.

Calefaccion por biomasa

Este tipo de carbono no se considera un contaminante. Sin embargo, en la combustión de combustibles fósiles se liberan iones de carbono.

Esto tiene un impacto ambiental negativo.

Curiosamente, sin embargo, desde un punto de vista histórico, antes del uso masivo de combustibles fósiles, la madera se quemaba originalmente para fines de calefacción. Como tal, fue la primera energía limpia que se utilizó y, con toda seguridad, está teniendo un fuerte retorno en la sociedad moderna.

Existen tres tipos de calefacción comunes y diversos para estos sistemas. El primer tipo se conoce típicamente como totalmente automatizado.

Como su nombre indica básicamente, operan con un sistema completamente automatizado.

La madera es procesada y entregada a un contenedor de almacenamiento, y luego transportada desde el tanque de almacenamiento a una caldera a una tasa estandarizada cuando sea necesario.

Todo el proceso es operado y controlado por una computadora y un láser, que trabajan juntos en la medición de las cargas en el transportador y en el tanque.

Otra forma de sistema utilizada para estos dispositivos de calefacción se conoce generalmente como semiautomática, o como silos de sobrecarga.

Estos son como el sistema automatizado, pero funcionan en una escala más pequeña que necesita más mano de obra para su funcionamiento.

El contenedor para el almacenamiento de madera es típicamente más pequeño, y las cintas transportadoras también son menos complejas.

Un tercer tipo es un calentador de pellets. La madera utilizada aquí es una forma de madera procesada, conocida como pellets.

Estos pellets son generalmente más caros, pero más fáciles de manejar ya que son uniformes y pequeños.

Como resultado de su forma, se considera que este tipo de madera trabaja más eficientemente. Típicamente, el dispositivo de almacenamiento utilizado para estos pellets son silos, lo que permite que la gravedad los transporte a las calderas, tal como se hace con la utilización de un transportador.

Los sistemas de calefacción de biomasa ofrecen numerosas ventajas. Estas ventajas se aplican no sólo al individuo sino también al medio ambiente.

También son una fuente de calefacción muy eficiente y fiable. El poder utilizar diversas formas de energía limpia permite que este tipo de calentador sea una herramienta sabia y útil en muchos entornos diferentes.

Relacionado