Calefacción por suelo radiante

El suelo radiante/refrescante es en el sector residencial el emisor térmico ideal para combinar con Energías Renovables como la geotérmia, aerotérmia, biomasa, solar térmica;  que también se puede utilizar con energías convencionales como gasóleo o gas.

El suelo radiante/refrescante consiste en una red de tuberías que va por el suelo (habitualmente de polietileno reticulado), instalada sobre una placa de material aislante de espesor variable por la que va a circular agua caliente o fría, según la época del año. La temperatura se difunde de forma homogénea por toda la superficie, de forma que con poca diferencia entre la temperatura del emisor y la de la habitación podemos conseguir el confort. 

Tras muchos años de experiencia en la instalación de este sistema, podemos asegurar que es el que más satisfacción produce en nuestros clientes.

El suelo radiante/refrescante no condiciona la decoración ni ocupa espacio, no mancha las paredes, no reseca el  aire, ni produce ningún ruido. Es en definitiva un emisor que pasa totalmente inadvertido.  Al contrario que el resto de los sistemas, la temperatura de confort se encuentra desde el suelo hasta 1,50 m/1 de altura aproximadamente, reduciéndose gradualmente a partir de esa altura; de esta forma tenemos tanto las piernas como el tronco a temperatura ideal.

Es un hecho comprobado que con dos grados menos de temperatura ambiente respecto a otros sistemas tenemos la misma sensación, lo que supone un ahorro en el consumo de entre un 10% a un 20% en el gasto de la factura de calefacción.

Suelo radiante / refrescante

Un suelo radiante/refrescante bien dimensionado y ejecutado nos va a permitir conseguir las condiciones ideales de confort con una temperatura de impulsión como máximo a 35º en invierno o 17º en verano. En estas condiciones vamos a conseguir la máxima eficiencia trabajando con bombas de calor bien sean geotérmicas o aerotérmicas. Igualmente vamos a conseguir un alto grado de aprovechamiento en caso de integración de energía solar térmica.

Aunque las condiciones climatológicas de España son muy diversas, en muchas zonas necesitamos tanto aporte de calor en invierno como de frío en verano. El suelo radiante/refrescante es un sistema reversible que nos va a resolver ambas necesidades.  Cuando el grado de humedad ambiental sea elevado, como ocurre en zonas costeras o con microclimas húmedos, el sistema se complementa con fan-coils que van a evacuar el exceso de humedad y complementar el efecto del refrescamiento.

Cuando el grado de humedad ambiental sea elevado, como ocurre en zonas costeras o con microclimas húmedos, el sistema se complementa con fan-coils que van a evacuar el exceso de humedad y complementar el efecto del refrescamiento.

La fabricación a gran escala de los componentes así como la alta profesionalidad de los instaladores ha hecho que la repercusión del precio del suelo radiante/refrescante en el coste de la vivienda sea prácticamente equiparable al de otros emisores convencionales. El escaso incremento que eventualmente pudiera darse queda sobradamente justificado por las razones de reversibilidad, eficiencia, economía y confort que se han expuesto.

Para conseguir el mejor rendimiento del sistema de suelo radiante/refrescante el material del pavimento debe tener buena conductividad térmica. La mayor eficacia le aportan materiales como piedra natural o baldosa cerámica.

Nuestros Servicios de suelo radiante

Nuestras instalaciones de suelo radiante hacen el mejor

 tándem con las renovables